Según queda reflejado en su carta de despido, que la mujer ha compartido con el diario, la compañía la acusó de “estricta violación de nuestros Procedimientos de Manejo de Efectivo, la Política de Cargos Escolares y la Regulación Federal que rige las comidas gratuitas”. “El 28 de marzo, un gerente de distrito estaba en el lugar y vio a un estudiante pasar por la línea con varios alimentos que no le cobró”, reza el texto, que parece confirmar la historia de Kimball.

Sin embargo, la misma compañía Café Services niega que ésta fuera la razón que motivara la decisión e insiste en que no autorizaría a un empleado a no proporcionar un almuerzo a un estudiante. Según New Hampshire Union Leader, los alumnos que no tienen dinero en su cuenta reciben el almuerzo del menú del día, pero el alumno cogió varios artículos del menú.