close
Listo programa para empadronar autos “chocolate”

Listo programa para empadronar autos “chocolate”

diciembre 12, 2017autosBeneficioFamiliapadres7784Views
Del 1 de enero al 30 de julio quien tenga un vehículo de procedencia extranjera o mejor conocido como “chocolate” deberá registrarlo en el padrón estatal, informó Arturo Soto Alemán, subsecretario de ingresos.

El funcionario estatal reveló que el costo por incluir los automóviles ilegales al padrón es de mil 200 pesos más un seguro de daños a terceros que se estima cueste como mínimo 600 pesos.

Los mil 800 pesos deberán pagarse en módulos que la Secretaría de Ingresos instalará en todo el Estado y no en las oficinas fiscales, como se había dicho en un principio.

A cambio de los mil 800 pesos los propietarios recibirán un engomado que deberán colocar en la parte superior derecha del parabrisas, lo anterior a petición de la Secretaría de Seguridad Pública.

Para registrar los autos en el padrón y recibir el engomado lo propietarios deberán acudir a los módulos con credencial de elector vigente y título del automovil ilegal.

Soto Alemán indicó que estos módulos se instalarán antes de que concluya el año y que la dependencia a su cargo dará a conocer los lugares en donde se colocarán y en qué horarios podrán brindar servicio.

El funcionario también recordó que sólo la federación puede hacer legal un automovil extranjero y dijo que el padrón de autos chocolate sólo será un registro con validez estatal, es decir, no hay ninguna certeza jurídica fuera de Tamaulipas.

EL DATO

El diputado federal Edgar Melhem Salinas se pronunció porque el gobierno estatal busque los mecanismos con la SHCP para que esta instancia regularice los vehículos de procedencia extranjera.

Se pronunció porque el padrón que está haciendo la autoridad estatal sea gratis y reiteró que lo más indicado en este momento, debe ser una regularización vehicular para establecer la legalidad de esos carros.

Añadió que sería importante unir esfuerzos para gestionar ante la federación ese proceso en vez de llevar a cabo un padrón que al final de cuentas no les dará certeza jurídica a las personas que poseen un auto americano.