close
Denuncian paisanos extorsión por autoridades federales

Denuncian paisanos extorsión por autoridades federales

diciembre 29, 2017paisano4399Views
Luego de que por Tamaulipas durante esta temporada cruzan por el estado más de 145 mil migrantes, autoridades federales como la Policía Federal, Aduanas y del Instituto Nacional de Migración suman una gran cantidad de denuncias de extorsión, acusaron organizaciones civiles.

Román Bock, presidente de la Federación Casa Tamaulipas A.C., en Texas, dijo que hay muchas quejas de que la Policía Federal, extorsiona a los migrantes que circulan por las carreteras del estado, a los cuales les piden dinero para dejarlos pasar con los regalos navideños en sus camionetas al alegar que exceden dimensiones y pesos.

“La Policía Federal está haciendo funciones de aduana, a pesar de no ser su responsabilidad, ya que exigen documentación de las mercancías entre otras excusas para quitarles dinero a los migrantes”.

Explicó que los paisanos cuentan con una franquicia al cruzar hacia México la cual actualmente se encuentra en los 500 dólares por persona, la cual se otorga si no sobrepasa el límite de artículos, lo que les da derecho a llevar ese menaje consigo.

Dijo que los policías federales les piden dinero a los paisanos por un supuesto exceso de artículos que transportan, atribución que no les corresponde de ninguna manera al no tratarse de una autoridad fiscal perteneciente al Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Afirma que las peticiones de dinero van desde los 50 a los 100 dólares, las cuales también exigen autoridades del Instituto Nacional de Migración, ya que en algunas ocasiones viajan con los paisanos, esposas o hijos que son de nacionalidad norteamericana y al no traer documentos, les exigen dinero para dejarlos pasar, a pesar de ser ilegal.

En los tramos carreteros que conducen de la frontera a los límites de San Luis Potosí y Veracruz, es la policía federal la que más extorsiona a los paisanos que viajan en esta temporada para pasar las fiestas decembrinas con sus familias.

Román Mendoza, migrante que viajó desde Carolina del Norte a Tula, Tamaulipas, afirma que cruzando la Y griega, en el municipio de San Fernando inició el calvario.

“En el entronque a los Rayones, estaba un reten de la policía federal, donde los patrulleros me pararon, porque supuestamente la camioneta que conducía traía exceso de
carga y de dimensiones, por lo que para evitar multarme me exigieron el pago de 100 dólares”.

Agrega que después de negociar con ellos, solo les pago 50 dólares para que lo dejaran ir, pero al llegar al tramo donde termina la carretera Rumbo Nuevo, y tomar la carretera que conduce a Tula.

Otra patrulla lo paró por la misma causa.

“A mí sólo me quitaron 100 dólares por el camino, pero conozco amigos que tuvieron que pagar entre 300 y 400 dólares en mordidas a los federales para llegar desde Matamoros, Tamaulipas, a ciudades como San Luis Potosí o Zacatecas”.

 Fuente: Agencia