close
La presión del rey tailandés acaba con la candidatura de la princesa Ubolratana

La presión del rey tailandés acaba con la candidatura de la princesa Ubolratana

febrero 9, 20191937Views

[ad_1]

Un día. Ese es el tiempo que ha durado la candidatura presentada ayer por la princesa Ubolratana Rajakanya al puesto de primer ministro de Tailandia. Su audaz aventura, que borraba de un plumazo la tradicion de que la familia real permanezca al margen de la política patria, no sobrevivió a la intervención de su hermano, el rey Maha Vajiralongkorn, que a última de ayer hora vetó la incursión de su pariente en los esperados comicios. Tras el tirón de orejas real, la formación con el que iba a concurrir la candidata retiró este sábado su propuesta.

“El partido Thai Raksa Chart se somete a la orden real con lealtad al rey y a todos los miembros de la familia real”, dijo la formación en un comunicado. “Estamos listos para presentar políticas que conduzcan a Tailandia a la prosperidad, con respeto por la decisión de la gente de acuerdo con los principios de democracia y con el rey como jefe de Estado”, añadió.










La noticia de la candidatura de la princesa, de 67 años, cayó ayer como una bomba en el país asiático





Ha sido corto pero intenso. La noticia de la candidatura de la princesa, de 67 años, cayó ayer como una bomba en el país asiático, que celebrará el próximo 24 de marzo sus primeros comicios desde la asonada que en 2014 colocó a los militares en el poder. Por una parte, por ser la primera vez que un miembro de la familia real se postula a un cargo; y por otro, porque lo hacía de la mano de una formación vinculada al ex primer ministro exiliado Thaksin Shinawatra, bestia negra de los ultramonárquicos y enemigo jurado de unos uniformados que lo derrocaron a él en 2006 y a su hermana en 2014.

“La candidatura de Ubolratana cruzó claramente la línea roja y puso a la institución real en peligro”, opinó Puangthong Pawakapan, profesora de ciencias políticas en la Universidad Chulalongkorn de Bangkok, a la agencia France Press. A su parecer, el comunicado del sábado pone punto y final a la incursión de la hermana del rey y cierra toda posibilidad de que haga historia convirtiéndose en la primera princesa dirigente de un gobierno civil.


El comunicado del sábado pone punto y final a la incursión de la hermana del rey y cierra toda posibilidad de que haga historia





La noticia es todo un alivio para el actual jefe golpista, el general Prayuth Chan-ocha, que ayer también confirmó que concurrirá a una cita electoral en la que ahora se ve como claro favorito. Lo cierto es que Ubolratana contaba con muchos puntos a favor para ganarse el cariño del votante. Hija favorita de su padre, el venerado rey Bhumibol, y la reina Sirikit, la princesa renunció a su título real en 1972 por amor al instalarse en EE.UU. junto a su esposo, del que se divorció en 1998.









Desde entonces, se ha convertido en una de las figuras más conocidas y mediáticas del clan real con su participación en tres películas, su activismo en contra de las drogas y la publicación de numerosos vídeos en las redes sociales en los que aparece bailando, comiendo en puestos callejeros o quejándose de la contaminación en Bangkok. Este estilo tan alejado del formalismo oficial le ha permitido ganarse una legión de seguidoras que la ven como una de los suyos. “Abandoné mi título de noble y vivo como una plebeya (…) como una ciudadana normal en el sentido de la Constitución”, dijo ayer mismo en su cuenta de Instagram tras anunciar su candidatura.


En su cuenta de instagram

“Abandoné mi título de noble y vivo como una plebeya (…) como una ciudadana normal en el sentido de la Constitución”





Pero no lo ve así su hermano. “La participación en política, de la manera que sea, de un miembro de alto nivel de la familia real es un acto que choca con las tradiciones, costumbres y cultura del país, y por tanto se considera extremadamente inapropiado”, aseguró el rey, de 66 años, en el boletín emitido por el palacio real ayer noche. Aunque la Comisión Electoral es la que tiene la última palabra en la aprobación de los candidatos, parece altamente improbable que pase por alto la opinión del influyente monarca, al que se venera como un semidios en este país asiático.









Los grupos ultramonárquicos, que ven a Thaksin Shinawatra y a sus seguidores como peligrosos antimonárquicos, celebraron en las redes sociales el paso atrás de la princesa. Algunos incluso fueron más lejos y le pidieron que se disculpara públicamente por estar aliada con “los rojos”, en referencia al color del partido de los Shinawatra. Por su parte, Ubolratana agradeció en Instagram a sus partidarios su “amor y amabilidad” y dijo que quiere ver a su país “avanzando” para que los tailandeses tengan “derechos, una oportunidad, una buena vida y felicidad para todos”.

El 24 de marzo, bajo el marco legal establecido por la constitución redactada por los militares en 2016, solo se elegirán a los 500 miembros del Congreso, ya que los 250 del Senado son nombrados por el propio ejército. En la práctica, esto supone una ventaja adicional para Prayuth, ya que la nominación del próximo jefe de gobierno saldrá de la votación conjunta de ambas cámaras.









[ad_2]

Agencias